Bailar pegados es bailar… y solos también

¿Bailar solos o en pareja?. No tiene por qué ser un dilema, de hecho según el lugar en el que estés, el ambiente, puede ser más procedente una cosa u otra. Pero ambas formas cumplen a la perfección con la máxima del baile: pasarlo bien y socializar.

Aunque es cierto que, dicho esto, una vez que comienzas a meterte un poquito en el mundo del baile de salón cada vez te gusta más bailar ” como dios manda ” y si escuchas una música disco te apetece bailarla como un hustle, o marcarte una cumbia si suena Juanes o incluso el vals del Hijo de la luna de Mecano.

En mi experiencia personal esto de bailar en pareja nunca se me había dado bien. Mis comienzos con el baile fueron con el ballet, que abandoné pronto para mi desgracia ( con lo que me gusta ahora: está claro que no estaba llamada a ser una Tamara Rojo ), y como no fuí de salir mucho a discotecas digamos que lo de bailar lo practicaba a lo Tom Cruise en Risky Business

Sin embargo, cuando Javier y yo decidimos apuntarnos a Bailes de Salón un poco antes de casarnos para enseñar a nuestros invitados cómo se baila un Vals en condiciones es cuando descubrí lo divertido que es hacerlo en pareja. Y difícil.

Porque hasta que le coges el truco esto de bailar en pareja es complicado. El chico tiene que aprender a llevar a la chica además de saberse sus pasos y la chica debe dejarse llevar. Para aprenderlo bien en clases de baile de salón es casi obligatorio tener que bailar con el resto de parejas para que los chicos aprendan a marcar bien y las chicas a comprender las indicaciones.

Pero una vez que vas aprendiendo, poco a poco va saliendo solo, el baile se convierte en algo fluido, natural, sin tensión y muy divertido. Y, por supuesto, ni que decir tiene que bailar contribuye muchísimo a mejorar tu relación de pareja ( si no te pasas todo el rato discutiendo porque no sale el paso; ante todo no hay que olvidar que se baila para disfrutar ) porque se consigue una gran compenetración y aporta unos cuantos toques de seducción y sensualidad que no están nada mal.

Así que digamos que he pasado de Ella baila sola a Bailar pegados y os lo recomiendo a todos, tengais o no una pareja fija. ¡ Se puede bailar con un amigo también ! Lo importante es ponerle ganas y un poquito de esfuerzo…

Y qué mejor que despedir este post de hoy con una de las parejas más maravillosas de baile que nos ha brindado el cine: Fred Astaire y Ginger Rogers… ¡un ejemplo de lo genial que es bailar con alguien!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

My Own Dance

Blog de Nieves López Ramos. Estudiante de Periodismo en la Universidad de Sevilla. Entrevistas, noticias, críticas, etc. Todo lo que quieras saber sobre la danza en Sevilla.

cBd Blog

Blog de danza. Compañía caraBdanza

diariodeunaEXtreintañeradesubicada

Divagaciones de una adolescente anacrónica

Comunicar en tiempos inciertos

Un blog sobre el Marketing y las personas en un mundo cambiante

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

A %d blogueros les gusta esto: